23 mar. 2012

Un taller muy interesante.


El miércoles estuve en una taller muy interesante que deseo compartir con todos vosotros, el lugar elegido para este acontecimiento fue la maravillosa librería
"El Pequeño Teatro de los Libros", un sitio mágico y lleno de encanto al que recomiendo a todos que visitéis si os dejáis caer algún día por la ciudad. El taller en cuestión tenía el sugerente título de
"Érase una vez... El cuento como recurso didáctico y brújula emocional", se trataba de dar unas pinceladas sobre el poder terapéutico que tienen los cuentos y sobre todo hablar de los mensajes simbólicos que se esconden detrás de todos sus elementos; desde los personajes hasta los escenarios que aparecen en ellos, todo para dar un mensaje que el niño o no tan niño pueda interiorizar y convertirlo en una lección de vida. Siempre me han fascinado los cuentos de hadas, la fantasía es un elemento que siempre ha estado presente en mi imaginación y a raíz de ir conociendo libros que hablaban de ellos con mayor profundidad me he sentido todavía más atrapada por su hechizo. La charla corrió a cargo de Anabel que junto con Ana o Vicky forman el dúo creador del blog Aventarte,un blog muy interesante que os invito a visitar.

Eramos todo chicas puesto que hay poco valientes en esto de los cuentos pero estuvimos muy a gusto y además estábamos como en familia porque eramos poquitas, me encantó saber un poco más del significado de los cuentos y sobre todo me gustó el ejercicio final, éste consistió en imaginarnos el cuento que mejor recordáramos de los que nos solían contar de pequeñas, ya fuese a través de las voces de una madre, una abuela, un padre, etc. Luego tuvimos que escribir ese cuento tal y como lo recordáramos o las sensaciones que nos producía recordar como nos lo habían contado. Después algunas leyeron lo que habían escrito y la verdad es que fue un ejercicio muy interesante. ¿que escribí yo? pues bueno elegí un cuento que siempre ha despertado mi curiosidad y es Juan sin miedo, aunque no lo recordaba muy bien, por lo que fue un tanto breve y una versión un tanto libre pero la esencia del cuento la guardo en mi memoria. Es curioso o quizás no tanto que siendo una persona con bastantes miedos le guste un cuento que trata precisamente de eso de un chico que a nada teme aunque bien pensado quizás anhelo ser como Juan, sin temor a nada enfrentándose a todo sin importarle el riesgo.



Y colorín colorado esta entrada se ha acabado no sin antes agradecer de nuevo a las ponentes del taller su tiempo para compartir unos temas tan interesantes.




3 comentarios:

  1. Muchas gracias Vanesa. Yo todavía no he tenido tienmpo de poner algo en el blog, estoy teniendo una semana complicadilla, a ver si mañana encuentro un rato.

    Fue una tarde estupenda, como ya dije yo soy "repetidora" en los talleres de Anabel y siempre saco cosas positivas de todos ellos. Además es un lujo compartirlos con gente estupenda, que disfrutan de los cuentos y de su aspecto terapéutico.

    Un beso.

    Ana

    ResponderEliminar
  2. Buena forma de pasar la tarde, me parece una actividad muy interesante y espero que se sume más gente (incluido chicos) y así sera todo más enriquecedor

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa! Me ha parecido muy interesante el taller e incluso si hubiera estado por allí, me habría apuntado a participar. Qué pena que no hubiera más chicos que se apuntaran, da la sensación de que el tema queda reducido a las mujeres y poco más :(
    Besitos.

    ResponderEliminar

Comparte tus impresiones conmigo.