17 sept. 2010

Canas.

Parece mentira, Jamás creí que me afectaría el paso del tiempo,no es una cosa que me haya preocupado demasiado pero de repente observas tu cabeza y empiezan a despuntar cual ejército camuflado y a la espera las primeras canas que se yerguen victoriosas sobre los cabellos que aún permanecen con su color original. No debería afectarme pero me afecta, porque todo lo que me rodea es una oda a tapar el paso del tiempo. Las personas más cercanas sin mala intención pero con la sorpresa dibujada en el rostro son los primero en soltarme ¡Pero cuantas canas te han salido!, ¡deberías teñirte!, y es entonces cuando mi ánimo cae en picado y te das cuenta de que esa blancura emergente es algo que no esperabas tan pronto, con treinta años no. Y menos cuando la sociedad que te rodea prima la imagen y la eterna juventud por encima de todo.

Así que aquí estoy, recién llegada de la peluquería en la que han cubierto mis canas e intentando comprender como puede afectarme algo tan superficial. Quizás por que siento que son señal de que ya no soy tan joven como quería creerme, y que siento como si realmente no hubiera hecho nada importante durante esos años en los que se supone te comes el mundo. La maldita sensación de frustración que supongo es también algo programado por lo que nos rodea.


Es una mierda ser humano, mira como ellos no se preocupan por tonterías, ays tenemos tanto que aprender...


Lo sé ,¡ que sólo tienes treinta! diréis, pero ya se sabe que todo es relativo; para los más jóvenes los treinta son una barrera lejana, para los que sobrepasan esa pareja de números te dirán ¡Pero si aún eres joven! pues sí y no, porque repito todo es relativo.

Sea lo que sea lo que penséis yo me siento extraña, quizás por que siempre he tenido complejo de Peter Pan y ver asomar el tiempo sobre mi cabeza no me hace mucha ilusión.

Pd: Si ya lo dicen en la tele, pensar es malo, por eso me han salido canas, estoy segura.

7 comentarios:

  1. jajajja, si sería por pensar demasiado yo ya tendria un monton xD
    alguna que otra tengo, pero como estoy acostumbrada a teñirme el pelo...jeje

    ResponderEliminar
  2. Si habré peleado con mis canas, y siempre ganaban ellas. A los 60 tiré los botes a la basura y ahora estoy encantada con mi pelo tordo... pero a ti aún te falta mucho!
    Un beso y enhorabuena, que son certificados de vida vivida :)

    ResponderEliminar
  3. Kerida Vane...

    Yo también conozco esa sensación de empezar a verme esas temidas canas... Y como mi síndrome de Peter Pan es tan agresivo jejejeje no he tenido otra idea para sobrellevarlas ke hacerme algunas rastas en mi pelo!!!
    ¿Dónde se han visto unas rastas con canas????

    El otro dia me paso una anécdota del tema... Estaba en un concierto y unas jovencitas se acercaron a hablar conmigo... Salió el tema de la edad... Ellas tenían entre 21 y 22... Y una de ellas me dijo si yo ya tenía los 25 (jejejejeje) pobre ingenua (tengo 34!!!). Una de ellas se acercó a una luz, me miró la cabeza y dijo: Con esas canas ke se asoman tendrás por lo menos 28!!! No veas como me reí!!!
    Pero no me entristeció, al contrario, me confirmó ke la edad es algo subjetivo, aunke no lo parezca...
    Hay gente ke tiene 10 años menos ke yo y ya parece ke hayan perdido todas las ganas de seguir viviendo!

    Además no te han dicho ke unas canas bien puestas hacen más sexy...jejejeje

    muak!

    ResponderEliminar
  4. Hola wapa! Pues estoy de maravilla jeje :)

    De vuelta de vacaciones, a punto de empezar unos estudios totalmente diferentes hasta ahora, en un lugar diferente,...y muy feliz!

    Un besito y estas perdonada^^

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo dos canas desde que tenía 13 años más o menos y no me molestan, es más me gustan. Aunque hace ya algo más de un añito que me tiño de pelo de color cobre y no se ven...


    De todas formas, conozco bien esa sensación de frustración de la que hablas... En fin...

    ResponderEliminar
  6. No te preocupes, Vane. Todo está en continuo cambio y lo importante es saber aceptarlo y disfrutar la vida.
    Hace tiempo conocí a una mujer que se teñía las canas de un rojo muy bestia y le quedaban geniales. También he visto mujeres que no se han teñido nunca y han dejado que el pelo poco a poco se les fuera volviendo blanco. Es una opción. Mira Tormenta que guapa que estaba :-)
    Un abrazo y sé feliz,
    Noe.

    ResponderEliminar
  7. sabes? yo también tengo treinta y aunque voy teñida desde los 20 tengo muchas canas... y freo que a los 20 no era mayor no? tampoco siento que lo sea ahora, ni tu tampoco, como dice la canción los viejos son los que hacen cosas de viejos, hasta un niño pequeño puede ser un viejo" (de joe crepusculo)

    pero aunque me haga mayor (no vieja) me siento feliz, por tener libertad para hacer lo que quiera, por tener tranquilidad de ánimo... porque a los treinta puedo hacer cosas de joven y cosas de mayor ... ME ENCANTAN LOS TREINTA!!!!!

    ResponderEliminar

Comparte tus impresiones conmigo.